El renacer del Papel Pintado

E
l papel pintado es uno de los elementos decorativos que cayeron en el olvido. Después de invadir las casas de nuestros abuelos, este elemento decorativo fue desechado por tener unas connotaciones negativas: no era nada contemporáneo, y solamente se podían crear espacios demasiado cargados y con cierto carácter clásico y antiguo. Sin embargo, como respuesta a la tendencia minimalista de las últimas décadas, el papel pintado vuelve con más fuerza. Cada vez es más común encontrarse a personas que quieren darle un toque más personal a la estancia. De esta forma, se huye de la idea de tener un espacio que sea prediseñado, de un espacio que no hable de la personalidad del propietario. No solo por añadir un carácter arquitectónico, sino también porque es la mejor manera de personalizar y decorar una habitación. El papel pintado es una de las tendencias más rompedoras del 2019.

Aunque su origen se remonta en China, allá por el 200 a. C.; no fue hasta la época Victoriana que el papel de pared tuvo su Edad de Oro. En cada habitación lucía un papel pintado de colores llamativos, diferente a los que se encontraban en el resto de las estancias. Las rosas de repollo y los patrones arabescos se encontraban en casi todos los hogares. Artesanos como Louis Comfort Tiffany y William Morris, simbolizando el Art Nouveau, consolidaron su fama a través de diseños que incluso a día de hoy se siguen utilizando, y no solo en el ámbito decorativo del hogar. Sin embargo, a medida que los movimientos modernistas, y su desaprobación de los adornos,  se iban haciendo paso, el papel de pared fue cayendo en desgracia con el paso del tiempo.

Siguiendo el mismo camino de otras tendencias actuales que hace un guiño a movimientos decorativos anteriores, como el resurgir del Art Decó o el Mid-Century, el papel pintado ha vuelto con fuerza para representar una unión armoniosa entre el diseño atemporal y la innovación, la profundidad y la flotabilidad del espacio.

Si aún eres de los que piensa que el papel pintado haría que tu hogar parezca anticuado, a continuación detallamos algunos tipos con los que cambiarás de opinión:

Gráfico: Las posibilidades pueden ir desde interpretaciones de la era digital en la que vivimos hasta interpretaciones geométricas de décadas como los años 30s o los 70s, las posibilidades son infinitas. Se está experimentando un renacer de elementos geométricos repetitivos que otorgan un toque moderno y vanguardista.

I love wallpapers – Astral metallic navy blue gold

MuralsWallpaper – Black arrow tribal canvas

Murales: El papel pintado que tiene una imagen mural son los mejores narradores de un espacio, otorga una capacidad de comunicarse y capturar diferentes estados de ánimo. Este elemento decorativo, que en muchas ocasiones es pintado a mano, llega a convertirse en auténticas obras de arte que cubre paredes enteras. Los temas de estos murales pueden ser tan diversos como el alcance de nuestra imaginación. Podemos encontrar ejemplos animales, abstractos, escénicos, aunque todos te transportan a un mundo mucho más allá de la habitación que rodean las paredes.

Izquierda: MuralsWallpaper – Vase of flowers. Derecha: MuralsWallpaper – Dusty pink watercolour

MurallsWallpaper – Ludwig

Floral: Quizás el papel que nos resulte más clásico a primera vista. Actualmente existen esquemas tradicionales con tonos eléctricos creando una infinidad de temas en los que podrás cubrir la habitación dotándola una amplia gama temática. Si el papel pintado resulta clásico, se logra una combinación increíble al combinarlo con piezas de decoración extravagantes y modernos: la perfecta yuxtaposición entre vanguardia y tradición.

Texturizado: Este es, definitivamente, el enfoque más sutil para aquellos que les da miedo arriesgarse a algo más atrevido. Los tonos neutros no siempre son aburridos cuando hay textura, una interacción de luz, o un diseño incluso bidimensional. Con esta opción, otorgaremos más profundidad al espacio sin utilizar la pared como foco de atención. Si en cambio prefiere algo con más personalidad, existen estampados de mármol de bajo contraste e imitaciones de gamuza tonal que aportarán profundidad al espacio sin hacer la pared la protagonista.

La tendencia de papel pintado nos ofrece una nueva visión de cómo decorar nuestros espacios. Una idea más original y precisa para crear una casa acorde a quienes somos como personas. Podemos obtener la estética atrevida que queramos sin comprometernos con el arduo trabajo de pintar a mano las paredes y una relación de decoración a largo plazo, pues tiene una durabilidad aproximada de 10 años.

Sin duda alguna, es una de las tendencias de decoración para el 2019 que más nos gustan.

Autor: Adrián Cano es fotógrafo e interiorista. Puedes seguirle en Instagram y conocer más sobre su trabajo en su web.