Fomentarte: uniendo las piezas del puzle del arte

S
egún atraviesas las puertas del cuartel te das cuenta de la fuerza que trasmite. Es un espacio impresionante en el que convive un museo junto a galerías, talleres de artistas, asociaciones…La galería dirigida por Meritxell Cid se encuentra ubicade en el patio central del antiguo cuartel de Zapadores.
Siempre he sido una apasionada del arte, en concreto de la fotografía que fue la que guió su vida profesional al mundo del cine y la publicidad. En 2007 surgió la idea de crear la galería de arte online Fomentarte; la exhibición a través de internet era muy escasa por lo que se propuso crear un espacio en la red donde dar visibilidad a jóvenes artistas promocionando sus trabajos y ayudándoles a desarrollar su carrera. Recientemente ha abierto espacio expositivo propio en Zapadores.

Cliente online y cliente en galería, ¿en qué son diferentes?
Pues después de tres meses con el espacio físico en marcha nos hemos dado cuenta que los perfiles son muy diferentes. El coleccionista online se mueve en un rango de precios inferior quizás por no haber visto la obra en vivo. Pero es cierto que el cliente online cuando se decide lo tiene clarísimo, eso sí, cuesta mucho más que de el paso ya que lo hace solo en base a un par de fotografías de la obra. Para ayudar a tomar la decisión hay que saltar del plano de internet y ofrecerle un trato más personalizado aunque sea telefónicamente para generarle confianza. En ese momento es donde ya se aproxima más al cliente de la galería física con el que puedes tener un trato más íntimo y donde se genera mayor confianza al poder estar cara a cara con la obra y con el galerista.

¿Qué tipo de obra se vende mejor?
En el mundo online siempre nos ha sorprendido que lo que más hemos vendido en estos años ha sido escultura. Y nos sorprende por la dificultad de visualizar una pieza en 3 dimensiones a través de fotografías, parece que siempre te vas a perder algún ángulo de visión de la obra.

¿Qué le dirías a quien desee iniciarse en la compra de arte?
Yo siempre me he guiado por la parte pasional; cuando te sitúas delante de una obra y esta te envuelve y te trasmite sensaciones de las que no puedes escapar, entonces te das cuenta que esa obra te ha atrapado y que no quieres separarte de ella. Tiene que enamorarte.

¿Y a quien tenga algo que contar y quiera dar a conocer y vender su obra?
Creo que cualquier persona es en menor o mayor medida creativa, y a veces esa creatividad hay que proyectarla de alguna manera. Nunca hay que tener miedo a lanzarse a contar lo que llevas dentro, y nunca hay que dejar de intentarlo. Al final encontraremos nuestro hueco de visibilidad.

Balance de tres primeros meses con espacio propio.
Lo resumiría en una sola palabra A-LU-CI-NAN-TE. Un sueño poder disponer de un espacio donde realizar exposiciones de los artistas que han estado con nosotros en nuestros 10 años en el mundo online.

La última obra que has adquirido personalmente.
Una obra de la artista madrileña Cristina Moroño.

La obra que comprarías si tuvieras un cheque en blanco.
Que complicado…. Hay tantas que me tienen enamorada, y algunas las tengo delante, por suerte, todos los días.

¿Qué temas te interesan especialmente cuando piensas en comisariar o en investigar?
Las conexiones, cualquiera, entre individuos, espacios, ideas, libros…

Unas palabras sobre la situación del arte contemporáneo actual.
Complicado, pero creo que vamos por buen camino; quizás falta un poco más de apoyo institucional para generar más políticas de gestión cultural.

Sobre las ferias de arte se ha dicho de todo.
El circuito de las ferias es un mundo bastante interesante en el que esperamos poder adentrarnos este año y conocer más a fondo. Como galería online solo tuvimos la oportunidad de asistir para presentar nuestro proyecto pero sin llevar obra física.
¿Por qué en Zapadores?
Surgió la oportunidad y nos pareció muy interesante pertenecer a un espacio en el que convive un museo junto a talleres de artistas, asociaciones culturales…; era sumergirnos de lleno en un proyecto común en el que intervienen las distintas piezas del puzzle del arte.

Qué nos dices sobre la relación que se establece con los artistas a lo largo del tiempo.
La relación con los artistas la estoy empezando a descubrir ahora, el mundo online es más impersonal y la relación se sustenta sobre un intercambio de mails. Un espacio físico convierte esa relación en tangible y descubres lo bonito del intercambio de ideas y proyectos.
Realmente una galería de arte es una parte del engranaje en el que se encuentra inmerso un artista. Sirve de exposición, difusión y venta de arte. Y esos tres pilares son los que determinan la agenda diaria de la galería; y la dirección, y los tiempos de ejecución de los proyectos de la galería vendrá determinado por el modo de desarrollo de esos puntos.

Tres artistas actuales emergentes que recomiendes sí o sí conocer su obra.
Pues estos últimos meses he tenido la suerte de trabajar con Laura Bofil, Jair Leal y José Palacios, cuyo trabajo tenemos actualmente en exposición individual en la galería. Sus trabajos siguen líneas muy diferentes pero sus obras tienen algo muy especial que cautiva.

¿Todo lo que tiene aspecto de cuadro es en realidad un cuadro?
(risas) Si te guías por la definición de la Rae sí.

Parece que lo digital ha democratizado la posibilidad de dar a conocer y vender cualquier cosa, ¿cómo se distingue el arte del marketing?
La era digital ha dado visibilidad al trabajo de muchos artistas. Las redes sociales se han vuelto puro marketing, son plataformas que han generado la posibilidad de difusión de arte pero también de venta. Arte y marketing actualmente van de la mano.


Más información sobre las actividades de Fomentarte Gallery en su web y en Instagram. Fotos: Iñigo Olea

Leave a Reply