Nariz y Perfume

H

oy empiezo ilusionado esta columna dedicada a la moda, y es porque este tema siempre me ha apasionado. Así que espero y deseo que disfruten de mis columnas lo mismo que lo hago yo al escribirlas. Me gustaría presentarles a Alex, que nos va a acompañar durante el tiempo que leáis mis historias y, si os parece, empezamos por el final. Es sábado por la noche y Alex se está preparando para salir a cenar, se ha puesto sus mejores galas y las ha acompañado de los accesorios adecuados. Sólo falta un pequeño detalle y por supuesto no puede salir sin él. El ritual de abrir el frasco de cristal y vaporizar sobre la piel su perfume es una experiencia a la vez cotidiana y excitante. Sabe perfectamente que aplicarlo sobre el pecho y la nuca le asegura la máxima persistencia.  Ya las antiguas civilizaciones, como la egipcia o la griega, utilizaban perfumes. Pero antes no tenían el mismo uso que ahora, se usaban básicamente para tapar olores. Antiguamente ducharse podía llegar a ser un autentico lujo. Incluso los más pudientes no se lo podían permitir con frecuencia. Había que enmascarar de alguna manera olores desagradables. El primer perfume, que se creó en el año 1370 («Agua de Hungría»), sería lo más parecido a los perfumes que conocemos hoy en día y se obtenía destilando la flor de romero con aguardiente. Anteriormente lo más usado eran los aceites aromáticos; fue creado para la reina consorte de Hungría, Isabel Lokietek, quien según la creencia popular consiguió un aspecto joven a pesar de sus setenta años de edad. Vamos, la Isabel Preysler de la época.

El olfato es el sentido encargado de detectar y procesar los olores. Se han realizado numerosos intentos para clasificar los diferentes olores que el ser humano es capaz de detectar. En una de las más recientes se establecen 10 categorías básicas:

Fragante /Floral: Compuestos emitidos por el tejido floral como rosa o jazmín.

Leñoso/Resinoso: Pino o hierba recién cortada

Frutal no cítrico: Melocotón, fresa, melón o sandía.

Químico: Productos de limpieza como lejía o amoniaco.

Mentolado/refrescante: Eucalipto o alcanfor.

Dulce: Caramelo, vainilla o chocolate.

Quemado/ahumado: Palomitas de maíz o chamusquina.

Cítrico: Naranja, pomelo, lima o limón.

Podrido: Carne podrida o leche agria.

Acre/rancio: Humo de tabaco o fósforo.

Ninguna clasificación es satisfactoria ya que los aromas que percibimos son la suma de una mezcla de diferentes olores primarios.  La evocación de los perfumes es enorme. Seguramente el que usted usa sea uno que incluye algún ingrediente que de manera inconsciente le haga sentir bien porque le retrotrae a algún momento placentero. Los olores y su conexión con nuestros recuerdos y nuestra memoria es lo que nos hace decantarnos por un perfume u otro. Principalmente porque el olfato tiene prolongaciones nerviosas que llegan al hipotálamo, región cerebral fundamental en el procesamiento de la memoria y la información emocional. Quizás es por esto por lo que numerosas casas de perfumes están volviendo al pasado, tanto en el uso de la materia prima (100%materiales naturales) como en la extracción de fragancias (principalmente destilación).

Una de mis favoritas es The Diferent Company. Creada en el año 2000, para ellos el perfume se crea como una obra de arte. Durante siglos el lujo ha sido sinónimo de rareza, calidad, precisión e inaccesibilidad. Pero poco a poco se hizo popular, se hizo cada vez más accesible y se estandarizó la oferta. The Different Company nació con este siglo, en un contexto en el que los amantes de los perfumes se están alejando de las marcas comerciales.

Fuente de esta observación, aparecieron las primeras creaciones de The Different Company, desarrolladas por Jean Claude Ellena y Thierry de Baschmakoff . El primero perfumista de casas como Hermes o Bulgari y el segundo diseñador de objetos de lujo. Libérese de los costos, libérese de los códigos, explore nuevos territorios, exija la excelencia en materia prima y  trabaje con destacados perfumistas de renombre internacional, expresando un diseño de lujo exclusivo: esta es la visión de  The Different Company.

Para obtener un frasco de perfume se necesitan 700.000 flores de jazmín o 50kg de pétalos de rosa, materia prima que se destila una vez macerada. De todos sus perfumes uno de mis favoritos es Bois d´Iris, creada por Jean Claude Ellena y obtenido a partir de la raíz del Iris Padilla.  Hoy en día, The Different Company se resume en 3 colecciones y 28 perfumes firmados por 8 diseñadores de perfumes de renombre internacional. Siempre en el respeto de los valores establecidos en el año 2000. Sin duda merece la pena descubrir cualquiera de sus 28 obras de arte.

Si lo que queremos es algo más actual me decantaría por Escentric Molecule creada por el aleman Geza Schön, que celebra la perfumería como el arte de la química y tambien conocida como la marca de fragancias anti-fragancias.

Las fragancias se presentan en pares binarios. Cada par explora una molécula de aroma de dos maneras diferentes.
La fragancia Escentric destaca el carácter único de la molécula de aroma con ingredientes que realzan sus facetas clave.
La fragancia Molecule es radicalmente minimalista. No contiene odorantes excepto el aroma-molécula, puro y singular.

Escentric Molecules debe su existencia a una molécula de aroma que no existe en la naturaleza. Iso E Super fue creado en un laboratorio en IFF en 1973. Permaneció desconocido fuera del mundo de la perfumería hasta el lanzamiento de Escentric Molecules, aunque su presencia esquiva se mantiene en concentraciones relativamente bajas en el fondo de muchas fragancias para hombres y mujeres. Entre los perfumistas, es muy apreciado por su efecto aterciopelado y envolvente.

Cuando la perfumista Geza Schoen fundió Iso E Super por primera vez de forma aislada algo hizo «clic»: “Me di cuenta de que el denominador común en todas las fragancias que me gustaban era que contenían una gran dosis de él. Iso E Super es altamente inusual.Nunca puedes tener suficiente de eso. Es como una droga «.

Schoen comenzó a experimentar, creando fragancias que contenían Iso E Super en proporciones inauditas. Una noche fue más allá. Saliendo a tomar un trago con un amigo sugirió que rociaran nada más que la propia molécula de aroma.

El efecto fue inmediato. Apenas se sentaron en un bar, una mujer se acercó para preguntarles por su fragancia. Cuando Schoen habló con ella, quedó claro que la conexión entre las fragancias que le gustaban también era una gran dosis de Iso E Super.

Su propuesta fue audaz. Crearía dos fragancias en homenaje a este enigmático atrayente. Una fragancia contendría un 65% de la molécula sin precedentes. El resto de la fórmula consistiría en ingredientes diseñados para resaltar su estado de ánimo.

Si este fue un movimiento radical, la segunda fragancia fue totalmente no conformista. Contendría solo la molécula Iso E Super. «Pensé que este solo atraerá a los artistas, a los monstruos, a los forasteros».

Estaba equivocado. Desde su lanzamiento en 2006, Escentric Molecules fue un fenómeno. Schoen siguió al primer par de fragancias, 01, con 02, 03, y en 2017, un cuarto par, Escentric Molecules 04. Cada par se enfoca en esas raras moléculas de aroma que tienen la luminosidad y profundidad de carácter para estar solas. 01 Iso E Super, 02 Ambroxan, 03 Acetato de Vetiverilo, 04 Javanol.

Si lo que queremos es un perfume realmente exclusivo y personal, mi elección sería la casa Le Labo. Creada en 2006 en el barrio de Nolita en Nueva York por Edouard Roschi y Fabrice Penot, quienes decidieron reinventar la manera de contar historias por medio del arte de la perfumería.

Le Labo es un sello que renuncia al marketing, a la imagen seductora sin más contenido que su intención de rendirte a todo artificio, tanto en su forma como en su fondo. Ellos combinan la naturalidad de los productos con los que trabajan  (tanto las esencias como los utensilios con los que las mezclan) siguiendo un proceso centenario de creación de perfumes.

Cada Frasco de Le Labo es único, no hay dos iguales como no hay dos esencias iguales, tú eliges cual es el aroma que quieres hacer tuyo y ellos lo crean y lo personalizan. Tu frasco  detalla los ingredientes de la esencia que contiene y la fecha en la que fue creado. Además se puede rellenar una vez que se termine el perfume.

A sus 17 creaciones (mi preferida es Santal 33, que durante el proceso de creación tuvo más de 425 modificaciones) hay que añadir un perfume exclusivo de cada ciudad donde se encuentra la marca, cada fragancia se ha generado como una muestra de homenaje y agradecimiento a cada ciudad que les ha dado la bienvenida.

Por último os hablare de Editions de Parfums Frédéric Malle, una editorial para los mejores diseñadores de perfumes de la industria. Su objetivo es empujar los límites de la creación de perfumes y elevar la perfumería a un nuevo nivel artístico. Son perfumes nacidos de la libertad creativa total.

La decisión de Frederic Malle (nieto del fundador de los perfumes Christian Dior) de crear Editions de Parfums fue, ante todo, una reacción al comercio de perfumes impulsado comercialmente a mediados de la década de 1990, que favorecía la imagen sobre el perfume en sí. Los perfumistas estaban igualmente frustrados por un mercado que favorecía la imagen sobre el producto. Los perfumes como obras de arte estaban muriendo junto con el estatus artístico de sus creadores.

Frente a la inminente desaparición del comercio de perfumes, Frederic Malle volvió a lo que solía ser la perfumería y a lo que podría ser en nuestro contexto moderno: un comercio en el que un perfume es el resultado de la libertad creativa total, liberado de la presión, de estrategias de marketing y plazos. La ambición de Malle de restaurar la calidad estuvo acompañada por un deseo de transformar la forma en que las personas veían a los perfumistas: publicar perfumes con sus propios nombres y establecer su estatus como artistas. 

Así nació la idea de una editorial de perfumes, donde los perfumes se crean y publican como obras de arte únicas.

Dominique Ropion, Pierre Bourdon, Olivia Giacobetti, Edmond Roudnitska, Maurice Roucel  o  Jean-Claude Ellena son algunos de los creadores de sus perfumes.

Destacaría Portrait of a Lady de Dominique Ropion, una rosa oriental de una calidad espectacular. Un nuevo tipo de rosa, un perfume puro, barroco y suntuoso. Medio vestido de noche, medio cuento de las mil y una noches. Y También Musc Ravageur de Maurice Roucel. Un perfume audaz, un nuevo concepto de perfume sexy, una composición con las materias primas más calientes y lascivas que da lugar a un perfume opulento y tórrido.

Alex ya puede elegir el perfume para salir este sábado noche. Puede elegir perfumes cuyos componentes sean 100% naturales o 100% artificiales, más comerciales o más exclusivos, de olores convencionales o más radicales. Pero no olvida nunca el perfume no es nada sin él.

En los próximos artículos iremos haciendo un repaso cronológico inverso de la vida de Alex y os iré contando todo lo que hace para conseguir un look perfecto. Accesorios, zapatos, complementos, ropa…

Puedes conocer más sobre la obra de José Pintado Medel en su web